Comunicación y RSC, un proceso circular