El Museo Ramón Gaya conmemora su 30 aniversario con una exposición que muestra algunas piezas inéditas del pintor murciano